Platos de ducha: elige entre estos materiales

Cada vez son más los baños que cambian la bañera por un plato de ducha, pero al hacer este cambio se abre un abanico de materiales entre los que optar.

Para hacer una elección acertada deberás comprender las características de cada material. Conocer las implicaciones de cada uno provocará que compres el plato de ducha que realmente quieres.

Puedes ver una gran variedad de platos de ducha en decorabano.com. Así podrás comparar los precios y contemplar los diferentes acabados.

Resina y carga mineral

Este tipo de plato de ducha es de última generación. Su composición mezcla la resina con el cuarzo o la marmolina.

Es gracias a esta mezcla de materiales que se obtiene un resultado único. Estamos ante un plato de ducha muy económico y resistente.

Uno de los detalles más importantes es que presentan un grosor de unos 3 cm. Debido a este escaso grosor se los cataloga como extraplanos, y se convierten en la solución ideal para baños pequeños.

Apenas elevarán la altura de la ducha por lo que no se perderá casi nada de espacio entre el suelo y el techo.

También debes saber que se fabrican en multitud de formas y acabados. Puedes optar por una superficie rugosa o plana y elegir entre una gran gama de colores diferentes.

Cerámica

Optar por la cerámica como material para el plato de ducha es la opción más económica. Aunque los de resina y carga mineral también disponen de un precio muy ajustado, con la cerámica tienes la seguridad de que estás optando por una solución de muy bajo coste.

Se fabrican en porcelana, y son muy característicos por su acabado blanco brillante y resplandeciente. Gracias a esta tonalidad clara aportan luminosidad al cuarto de baño.

Tienen una gran resistencia al rayado, pero son más frágiles ante golpes. Como aspecto positivo, son capaces de mantener alejadas a las bacterias y a los hongos gracias a su escasa porosidad.

Piedra natural

Si buscas llevar la decoración del cuarto de baño a un nivel superior querrás optar por los platos de ducha de piedra natural.

En esta categoría se agrupa la pizarra, el mármol, el cuarzo y el granito, y los cuatro ofrecen un acabado único y elegante.

Se trata de una opción con un coste más elevado a las dos anteriores, pero no necesariamente se va a salir de tu presupuesto. Actualmente hay platos de piedra natural a muy buen precio.

Como puntos positivos encontramos:

  • Altamente resistente a golpes y a productos de limpieza agresivos
  • Aspecto original y elegante
  • Superficie más cálida al tacto que le cerámica
  • Producto 100 % natural y sostenible

En este caso el único inconveniente es el precio, pero podrás encontrar opciones más económicas que quizás merezcan la pena.

Con estos platos es aconsejable optar por una mampara de ducha transparente (aquí puedes ver los diferentes tipos de mamparas). Así el plato quedará a la vista desde cualquier punto del baño, aportando un diseño muy elegante al mismo.

Solid surface

El solid surface es un material que mezcla la resina de poliéster con sólidos minerales de origen natural, y que se utiliza también en otro tipo de elementos como encimeras, lavabos o bañeras.

Es una solución de gran calidad que presenta numerosas ventajas. Dispone de una gran resistencia ante golpes y arañazos, y tiene la característica de que se puede reparar. En el caso de que se llegase a dañar su superficie será posible repararla y así evitar tener que sustituir el plato al completo.

Se pueden encontrar una gran variedad de colores y acabados y además resiste bien los productos de limpieza ya que dispone de muy baja porosidad.

Es una gran elección para cualquier cuarto de baño. Si lo que buscas es grandes prestaciones con un diseño elegante te deberás plantear el solid surface como material para tu plato de ducha.

Acrílico

Los platos de ducha acrílicos son muy similares a los de cerámica. Son menos comunes, pero disponen de una relación calidad/precio prácticamente igual.

Al igual que ocurría con los de cerámica sólo se encuentran en color blanco, pero deberás tener cuidado a la hora de utilizar productos de limpieza ya que dispone de una mayor porosidad. Lo mejor es que los limpies con agua y un jabón suave.

Por otro lado, son algo más resistentes frente a los golpes, por lo que será más difícil que se fracturen.

Se trata de un material a tener en cuenta si lo que buscas es un plato de ducha de cerámica. Renunciarás a los buenos acabados de la piedra natural o la resina, pero por otro lado obtendrás un producto muy económico.

Es normal que al hacer nuestra compra online no nos demos cuenta de los detalles de cada producto. Por eso conviene informarse antes de hacer nuestro pedido, aunque sea brevemente.

Estamos en un punto en el que se ha experimentado con muchos materiales y eso provoca que el número de opciones entre las que podemos elegir se haya disparado.

Elige tu plato de ducha

Esto puede parecer una buena noticia, ya que dispones de una gama de productos más amplia, pero tiene una parte negativa: nos cuesta más saber qué es lo que podemos comprar.

Con este post podrás elegir tu plato de ducha ideal dedicando una pequeña parte de tu tiempo a informarte sobre todos los materiales.

Imágenes: decorabano.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *