6 consejos para baños pequeños

Tanto si acabas de comprar tu nueva casa como si eres un inversor que ha comprado un apartamento para alquilar, te interesará conocer cómo puedes ganarle más espacio a un baño pequeño.

Es frecuente en las grandes ciudades encontrarse con viviendas de poco tamaño, y uno de los lugares donde más se nota esa falta de espacio es en el cuarto de baño.

Con estos consejos podrás hacer que haya más espacio disponible. Tendrás las mismas funciones dentro de la estancia, pero podrás conseguir más espacio libre en el que poder moverte con facilidad.

Lavabo de pequeñas dimensiones

Uno de los principales fallos de los baños pequeños lo encontramos en el lavabo. Es muy común colocar un lavabo de tamaño estándar, ocupando más espacio del que debería.

La utilidad del lavabo es en realidad muy básica, por lo que no necesitamos grandes superficies donde lavarnos los dientes o la cara. Por eso el lavabo pequeño es el primer cambio que te deberás plantear.

Puedes ver toda la gama que hay de lavabos pequeños en Todo Muebles de Baño. Te darás cuenta de que no es necesario renunciar a la estética a la hora de optar por un lavabo de pequeñas dimensiones.

Hoy en día la oferta es enorme, y son muchos los baños que necesitan este tipo de lavabos. Este debería ser uno de los principales cambios que tienes que hacer.

Lavabo pequeño

Cambia la bañera por plato de ducha

Antiguamente se colocaban bañeras en todas las casas que se construían, independientemente del tamaño de la misma. Era la costumbre y no había razón para cambiarla.

Pero lo cierto es que actualmente no tiene mucho sentido tener una bañera, ya que rara vez la utilizamos para darnos un baño. Por eso se está poniendo tanto de moda los platos de ducha, tanto en baños pequeños como en grandes.

Este cambio debe ser obligado en un baño pequeño. Lo que consigues con ello es eliminar un objeto tan abultado como la bañera y además tienes la posibilidad de elegir un plato de ducha que ocupe una superficie menor.

Podrás ganar unos cuantos centímetros al baño y ya verás como notas la diferencia.

Coloca una mampara plegable

Las mamparas plegables son las mejores para los baños pequeños (aquí puedes ver todos los tipos de mamparas). Se trata de un modelo que se pliega sobre sí misma, permitiendo la entrada a la ducha en espacios muy reducidos.

Esta elección es muy interesante tanto si has hecho el cambio de bañera por ducha como si ya tienes una ducha. La mampara es la mejor elección para evitar que salga el agua, y si además optas por una plegable no le quitarás espacio ni a la ducha ni al baño.

Utiliza muebles de baño suspendidos

Los mejores muebles de baño son los que quedan suspendidos, liberando toda la zona inferior del cuarto de baño.

Las ventajas que tienen estos muebles son de lo más variadas:

  • Dan mayor sensación de amplitud al dejar unos cuantos centímetros libres por encima del suelo
  • Facilitan la labor de limpieza, algo fundamental en los baños de pequeñas dimensiones
  • Puedes guardar algunos objetos bajo ellos, como cajas de almacenaje, la báscula o una pequeña papelera

En definitiva: son la solución ideal. Además disponen de un acabado estético muy interesante, por lo que no tendrás que renunciar al diseño.

Baños con muebles suspendidos

Coloca estantes en las paredes

Colocar una estantería en el baño para conseguir espacio de almacenaje es una idea que te tienes que quitar de la cabeza. Al hacerlo perderás mucho espacio útil, ya que la estantería comerá terreno del baño, y en los baños pequeños cada centímetro cuenta.

En este caso lo mejor es colocar estantes y que sean de poca profundidad. Al quedar en una zona elevada del cuarto de baño liberarán mucho espacio del mismo, a la vez que te proporciona el espacio de almacenaje que necesitas.

También puedes colocar un estante en el hueco que queda encima de la puerta. Esa zona estará inutilizada, por lo que la puedes aprovechar para guardar toallas o el papel higiénico restante.

El único sitio en el que deberías poner una estantería es encima del váter. Existen modelos que dejan el hueco para la cisterna y luego te proporcionan 3 o 4 estantes en la zona alta. Es una gran solución para no perder espacio en el baño.

Retira elementos prescindibles

Todo lo que no sea absolutamente esencial debería ir fuera del baño. Pueden ser las toallas de repuesto, el secador o el cesto de la ropa sucia. Si no tienes espacio suficiente deberías colocar todos estos objetos en otro lugar.

Es importante tener suficiente movilidad en el baño, por lo que deberías priorizar el espacio libre a almacenar todo tipo de objetos para el baño. Busca un lugar en otro lugar de la casa y guárdalo ahí.

Si el baño tiene bidet plantéate hacer una pequeña reforma para retirarlo. El espacio que ocupa es enorme y el uso que se le da hoy en día es muy limitado.

Si es tu caso verás como ganas una gran cantidad de espacio simplemente quitando este elemento.

Ejemplo de baño pequeño con mejoras

Si actúas sobre todos estos puntos conseguirás minimizar la cantidad de elementos que hay en el baño y dispondrás de más espacio en el que poder moverte.

Si acabas de adquirir la vivienda es el mejor momento en el que realizar la reforma. Tardarás más en entrar a vivir en ella, pero la mejora será sustancial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *