7 ideas para reformar un baño pequeño

Cuando reformamos una estancia de la casa tenemos cierta libertad para hacer todos los cambios que deseamos, pero cuando se trata de una habitación pequeña estamos más limitados.

Para afrontar la reforma de un baño pequeño te traigo 7 ideas con las que conseguir el máximo espacio posible. De esta manera conseguirás un equilibrio entre el baño de tus sueños y un cuarto de baño con más espacio.

Cambio de bañera por plato de ducha

Éste deberá ser el primer cambio que te plantees realizar en la reforma del baño.

Pero hay un detalle importante: el plato de ducha no puede ocupar lo mismo que la bañera. Es muy común que en los cambios de bañera por plato se utilice la misma superficie, logrando únicamente un cambio estético y de funcionalidad.

En este caso lo que debes buscar es ganarle espacio al baño. Para eso tendrás que instalar un plato de ducha que ocupe menos espacio que la bañera. La ventaja de estos platos es que tienes mayor libertad a la hora de elegir sus dimensiones.

Opta por un tamaño en el que te puedas mover bien, pero ajustando al máximo la superficie empleada.

Cambia bañera por plato de ducha

Coloca una puerta corredera

Las puertas de acceso de los baños abren siempre hacia el interior del mismo. Cuando el cuarto de baño es muy pequeño esto es un problema, ya que hay que dejar espacio para que gire la puerta.

Una buena solución es cambiar la puerta abatible por una corredera. Puedes incluso hacer el cambio por tu cuenta reutilizando la puerta que ya tienes instalada (pásate por nuestro post sobre cómo convertir una puerta normal en corredera).

De esta manera tendrás mayor libertad a la hora de ubicar todos los elementos de cuarto de baño.

Además estas puertas tienen un aspecto original. Con ellas darás un cambio muy interesante a la decoración del hogar.

Y si no tienes espacio por fuera del baño para que se deslice la puerta siempre puedes cambiar el sentido en el que abre la puerta abatible. Haz que abra en el sentido contrario y así no invadirá el aseo.

Convertir puerta abatible en corredera

Añade un mueble de lavabo

Antiguamente era muy común que el lavabo fuese un elemento independiente. Consistía en un soporte de cerámica que sostenía el lavabo en sí. No tenía ninguna función de almacenaje.

Mantener este sistema es un error, ya que tendrás que añadir espacio de almacenaje en otro lugar del baño.

Retira el antiguo lavabo y opta por uno que incorpore cajones o estantes. El lavabo en sí ocupará algo más de espacio, pero merecerá la pena.

Lavabo con mueble

Retira el bidet

La reforma de un baño pequeño es el momento ideal para retirar el bidé. Este elemento ocupa un espacio importante en el cuarto de baño, por lo que la mejor solución es eliminarlo.

Piensa que no ganas únicamente el espacio del bidet, también obtienes todo el espacio de separación que necesitaba.

No obstante retirar el bidé no implica tener que dejar de usarlo. Existen adaptadores para váter que añaden su función. Dispondrás de un chorro de agua con este añadido.

Esta solución es ideal para baños estrechos. En una pared irá el lavabo y el váter y al fondo el plato de ducha. Obtendrás así el espacio suficiente para poder moverte con comodidad.

Retira el bidet del baño

Coloca estantes

Hay un lugar que debes aprovechar al máximo para el almacenaje: la pared que se encuentra sobre el váter. Añade estantes o un mueble.

Al encontrarse el váter sobre la pared no tendrás contacto con ella, por lo que se convierte en el espacio ideal para almacenar artículos en un baño pequeño.

Otra solución es colocar una estantería. Existen modelos que dejan libre toda la parte inferior para que se pueda colocar sobre el váter.

Si optas por la estantería no te deberás preocupar, pero si quieres que sean unos estantes haz que los coloquen durante la reforma.

Uso de estantes en baños pequeños

Colores claros y espejos: los mejores aliados de los baños pequeños

Para no sentir que te falta el espacio en un cuatro de baño pequeño tienes que jugar con dos factores: el color y la colocación de espejos.

Cuando elijas los azulejos o la pintura del baño opta por tonalidades claras. De esta manera tendrás mejor iluminación y, por lo tanto, mayor sensación de amplitud.

Por otro lado los espejos son elementos indispensables de las estancias pequeñas Al devolver el reflejo del baño da la sensación de que el espacio es el doble de grande.

Si tu pared te lo permite coloca un gran espejo. Parecerá que tu cuarto de baño ha aumentado unos cuantos metros cuadrados su tamaño.

Utiliza colores claros y espejos

Coloca un toallero elétrico

Los toalleros eléctricos son unos sistemas de calefacción diseñados para que puedas colgar la toalla. Así te asegurarás de que se seca rápido y que al utilizarla se encuentra caliente.

Pero existe otra ventaja: al instalar un toallero eléctrico no necesitarás otro sistema de climatización.

Los hay con un tamaño mínimo y van fijos a la pared. De esta manera evitas tener que incorporar un calefactor o un radiador al baño. Además están adaptados para trabajar con altas concentraciones de humedad relativa.

Eso sí, utilízalo con cabeza. No lo dejes las 24 horas encendido. Si es posible enciéndelo un rato antes de la ducha para que vaya calefactando el cuarto de baño y, una vez hayas terminado, apágalo.

Existen enchufes inteligentes que te permiten programar su uso. Así podrás establecer un horario en el que se encienda por la mañana un rato antes de que te despiertes y luego se apague. Es una solución muy interesante.

Toallero eléctrico

Puesto que cada situación es única tendrás que valorar qué reformas puedes llevar a cabo y cuáles no.

Una opción interesante es consultar a la empresa de reformas que vas a contratar. Ellos habrán visto muchas situaciones diferentes y podrás aportarte ideas interesantes para tu caso en concreto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *