Cómo diseñar una cocina moderna

En la actualidad este espacio ya no es un lugar únicamente reservado para cocinar y comer, sino que está casi completamente integrado a la vida diaria; es por ello que tanto la funcionalidad, como la practicidad y la decoración cumplen un papel muy importante en la cocina moderna.

Existe una clara tendencia a abrir las cocinas al resto de la casa, brindando así más dinamismo al espacio, conectándolo con el resto de las estancias, y siempre que sea posible con el exterior a través de grandes ventanas.

No todas las decoraciones siguen una regla, por eso el estilo moderno nos permite una infinidad de combinaciones de colores y formas en los materiales y el mobiliario, respetando el estilo y la imagen personal.

En este post te voy a mostrar cómo diseñar una cocina moderna, pero si lo que quieres es ver ejemplos te recomiendo que veas todas estas ideas de diseño de cocinas modernas.

Distribución

Al diseñar cocinas no todos podemos disfrutar de la forma ideal ni el espacio perfecto, por ello muchos profesionales aplican lo que se conoce como “Triángulo de trabajo”, el cual es una división acorde entre las zonas de trabajo (zona de almacenamiento, cocinado y lavado). 

Los tipos de distribución de cocinas más corrientes según los movimientos a la hora de cocinar son:

  • Cocinas en forma de U: es la mejor distribución para una forma cuadrada, resulta muy práctica al utilizar un lateral en forma de encimera y barra, y el otro como cocina y fregadero.
  • Cocinas en forma de L y cocinas en líneas paralelas: su distribución es una buena alternativa para espacios reducidos.
  • Cocinas en isla: es la mejor opción cuando contamos con un amplio espacio. Un área extra que nos permitirá utilizarla no sólo como superficie de trabajo, sino también como zona de desayuno, y en la que ganaremos espacio aprovechando cajones y armarios. Se utiliza frecuentemente en las cocinas abiertas.
cocina con isla

Materiales

Los materiales son muy importantes a la hora de definir una cocina moderna, ya que influirán enormemente en su decoración y calidades. Vamos a ver las diferentes opciones:

– Mármol

El mármol y su gran variedad de vetas en su forma natural, o mediante materiales que lo imitan, vuelve a tener su lugar tanto en paredes como en encimeras.

– Azulejos 

Los azulejos han vuelto para quedarse, tanto el cuadrado como el rectangular pequeño y alargado “tipo metro”.

– Madera y piedra

El cuarzo, el mármol y la madera combinados se utilizan cada vez más como revestimiento de suelos, paredes e incluso de encimeras.

El roble blanco es una de las maderas más utilizadas, los colores claros predominan ya que disimulan mucho más los rayones y las manchas indelebles que los colores oscuros.

– Suelos y encimeras de concreto

El concreto, más conocido como hormigón, proporciona un aspecto moderno e industrial a la cocina; éste combinado con la madera genera espacios muy sofisticados.

– Texturas contrastantes

Los acabados de texturas contrastantes son tendencia

Hay infinidad de posibilidades ya que los materiales son diversos, por ejemplo: pizarra con madera o armarios en colores oscuros mate, combinados con fregaderos metálicos cálidos en color bronce. 

– Acero inoxidable

Para los fregaderos el acero inoxidable no pierde su lugar, ya que es duradero y económico, aunque hoy en día hay una alta demanda en el mercado de fregaderos de granito.

materiales para cocinas moderna

Muebles 

La distribución de los muebles es esencial desde el punto de vista de la utilidad. El objetivo principal es lograr una cocina de estilo minimalista aprovechando los espacios al máximo; es por ello que los armarios extraíbles al igual que los módulos rinconeras son ideales por su amplitud y comodidad.

Los muebles que más imponen tendencia en las cocinas modernas son aquellos totalmente integrados a la pared, pareciendo que forman parte de ella.

Si piensas en reformar, puedes cambiar piezas, transformarlos, pintarlos o aplicar vinilos de imitación, logrando así excelentes resultados.

muebles integrados en las paredes

Colores

Negro, gris oscuro y azul: estos colores se combinan muy bien no solo entre si (por ejemplo el azul marino silenciado con el negro, gris o blanco), sino también con la madera y los metales, dando un aspecto de elegancia y refinamiento a los espacios. Los colores oscuros tienden a tener un acabado mate en el mobiliario, lo que…

Blanco: es un clásico en las cocinas, este aporta luminosidad y agranda el espacio dando un aspecto de higiene, frescura y pureza. El color blanco se puede combinar con toques de color negro, concreto, granito y maderas de color natural.

Gris y beige: estos dos tonos combinados crean un contraste que aporta calidez, en un estilo moderno y actual.

Verde: es otro de los colores que está triunfando en las cocinas modernas, especialmente el verde bosque, el verde azulado, y el verde menta. Lo mismo ocurre con el rosa viejo, porque no todo es blanco y negro; a veces atreverse a los colores alternativos puede ser una excelente opción.

cocina de color negro

Luminosidad

Otro punto importante en la decoración moderna es lograr una buena iluminación que aumente la sensación de espacio. 

Si hablamos de luz natural, las ventanas amplias que conectan con el exterior son un punto importante; no solo brindan un aspecto de amplitud, sino también aportan  una mejor ventilación.

Las luces pueden ocultarse en los muebles, dando una solución integral; también pueden utilizarse lámparas decorativas.

cocina luminosa

¡Atrévete! Con ideas propias, propuestas y secretos decorativos, se puede conseguir una nueva cocina moderna, práctica y confortable, tanto si tienes un gran espacio como si no.

*Imágenes: Docrys & DC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *