Salud y seguridad en las obras de construcción

Tanto el trabajador como el empresario deben garantizar la salud y seguridad en las obras de construcción.

Para ello es importante adoptar una serie de hábitos que permitan no sólo cumplir con la normativa, sino también ofrecer las máximas garantías para prevenir los accidentes, o proteger a la persona en caso de que se produzca.

La vestimenta para la seguridad en las obras de construcción

Dentro de la obra se establecen sistemas de protección colectiva y se utilizan equipos de protección individual, de manera que combinando ambos se consiga garantizar la máxima seguridad.

Dentro del grupo de equipos de protección individual, la vestimenta es uno de los puntos más importantes a los que prestar atención, ya que forma parte de la seguridad pasiva puesto que ayuda a minimizar los efectos de cualquier accidente o imprevisto que se pueda producir.

Para conseguir la máxima seguridad, es importante tener en cuenta el siguiente equipamiento:

  • Calzado de seguridad: unas buenas botas de seguridad es una de las mejores inversiones que se puede hacer en materia de salud y seguridad en las obras de construcción. Aunque se mantenga una correcta limpieza y orden dentro de la obra, es inevitable que en algunos casos nos podamos encontrar con algún clavo o elemento punzante que podamos pisar sin darnos cuenta, y por supuesto, a la hora de utilizar herramientas de corte y perforación o incluso al estar en constante contacto con materiales que pueden caer y golpear nuestros pies, un buen calzado siempre será una garantía de seguridad.
  • Prendas de vestir: deberán ser de la talla del operario, garantizando la máxima libertad de movimientos pero sin que quede excesivamente holgada. Es importante que transpire adecuadamente, y ofrezca la máxima resistencia al desgarro y a la rotura. Dependiendo de las tareas a realizar, hay prendas de vestir que cuentan con zonas reforzadas, reduciendo así los riesgos de forma significativa.
  • Guantes: los guantes de protección se pueden presentar en diferentes materiales y composiciones. Los hay que están destinados a proteger la piel del contacto con productos que puedan alterar su equilibrio, mientras que otros evitan las quemaduras, cortes, perforaciones, etcétera.
  • Casco: el casco es imprescindible en toda obra, y se debe llevar siempre que el trabajador se encuentre dentro de las instalaciones. Evita que cualquier desprendimiento o caída de materiales o herramientas a distinto nivel pueda causar lesiones por accidente.
  • Gafas: son necesarias para proteger los ojos en el caso de realizar tareas donde se produzcan desprendimientos de material o un exceso de polvo. Esto es habitual por ejemplo al cortar metales y cerámica.
  • Protección auditiva: utilizar unos buenos cascos de protección para los oídos es necesario cuando se llevan a cabo tareas muy ruidosas.
  • Otros equipos de protección individual: a su vez, también existen otros equipos de protección individual como son los arneses, fajas, rodilleras y en general todos aquellos que sean útiles para garantizar la seguridad a la hora de realizar cualquier tipo de tarea dentro de la obra.
botas de seguridad

La importancia de una correcta señalización

La señalización es esencial en toda obra.

Es muy importante que se indique de forma adecuada desde dónde se encuentra ubicado el equipo de primeros auxilios hasta las advertencias en materia de seguridad como por ejemplo las que avisen del riesgo de cargas suspendidas, caída de objetos, presencia de vehículos, riesgo eléctrico, materiales inflamables, materiales explosivos, materiales tóxicos, materiales radiactivos, riesgo de obstáculos, caídas a distinto nivel, etcétera.

Y por supuesto, también es necesario que existan señales de prohibición que eviten actividades como encender fuego o fumar en zonas peligrosas, el acceso a zonas específicas a personal no cualificado, agua no potable, etcétera.

Señalización de los peligros en las obras

El orden y la limpieza de la zona

Una de las mejores formas de evitar los accidentes en la obra es precisamente manteniendo todo bien organizado y garantizando una buena limpieza del entorno.

Este es un punto muy a considerar, por lo que siempre se deberá controlar que todas las zonas estén bien limpias y libres de elementos que puedan dar lugar a que un trabajador tropiece, resbale o incluso se clave algún elemento.

Correcta limpieza en la zona de obras

Realización de trabajos en altura

A la hora de realizar trabajos en altura, el operario deberá garantizar su seguridad mediante la utilización de elementos de protección individual.

Además, la obra deberá contar con sistemas de protección colectiva como redes, vallas y elementos que eviten que el trabajador pueda caer accidentalmente, tropezar o resbalar.

Los andamios deberán estar bien anclados y gozar de un asentamiento adecuado, así como un anclaje que cumpla con la normativa en materia de seguridad.

Precaución en trabajos en altura

Protección en huecos y zonas a distinto nivel

Es muy importante proteger tanto los huecos como las zonas a distinto nivel para evitar caídas.

Para ello se utilizarán redes como elementos de protección pasiva, mientras que para protección activa se colocarán barandillas quitamiedos o cualquier otro elemento que garantice la máxima seguridad.

Hay que prestar especial atención a los huecos de ascensor y zonas que puedan resultar más peligrosas, debido a que se encuentran en el interior de la obra y, por ello, el trabajador suele tener una falsa sensación de seguridad, quedando más expuesto a este tipo de accidente.

Es muy importante tener en cuenta que la señalización y advertencias no sustituyen a la utilización de elementos de salud y seguridad de las obras de construcción, de manera que tanto el empresario como el profesional y trabajadores deberán estar siempre al tanto de todos estos detalles, ya que son los que ayudan a prevenir accidentes y, en caso de producirse, que sus efectos se minimicen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *