¿Qué cubre un seguro de hogar exactamente?

Antes de abordar qué es lo que cubre exactamente un seguro del hogar, es necesario especificar qué es un seguro del hogar dada la importancia que se puede derivar del mismo.

Pues bien, el seguro del hogar es un seguro que pretende garantizar la protección de la vivienda, bien por parte de los propietarios, bien por parte de sus inquilinos, como consecuencia de los posibles riesgos que sobre la misma se puedan suceder.

¿Quieres tener una estimación real del coste de un seguro de hogar? En este enlace puedes ver lo que te va a costar el seguro de casa de forma manual, ¡y adaptado a tu vivienda en particular!

Una vez identificado qué es un seguro del hogar nos adentraremos en qué cubre el mismo.

En efecto, este tipo de seguros incluye un amplio abanico de coberturas, que buscan cubrir tanto daños que se produzcan de forma accidental en la estructura de la vivienda y, a su vez, los que se produzcan en los bienes que se encuentren dentro de la vivienda. Aunque es también importante mencionar la existencia de garantías adicionales.

Si bien, las coberturas más habituales en un seguro del hogar son las que siguen a continuación:

Incendio y otros daños

La cobertura de incendio es básica en todos los seguros del hogar, si bien con otros daños nos referimos a aquellos daños ocasionados en la vivienda como consecuencia de la caída de un rayo, una explosión o algún suceso de similares características.

Daños electrónicos

Nos referimos con este tipo de cobertura a los daños que se produzcan por sobretensiones y cortocircuitos en los aparatos electrónicos.

Actos de vandalismo

Son daños materiales que se produzcan sobre los bienes del asegurado realizados por un tercero.

Daños por agua

En aquellos supuestos en que se produzcan escapes accidentales de agua o roturas de tuberías, la compañía deberá indemnizar al asegurado cuando como consecuencia se produzcan daños en los bienes que hayan sido asegurados por este último.

Daños por rotura

En el caso de que se produzcan roturas en la luna del coche, espejos, cristales, metacrilato, elementos sanitarios fijos y bienes similares, la aseguradora indemnizará a su cliente. Si bien, no se tendría en cuenta los posibles arañazos o raspaduras a la hora de pagar la indemnización.

Robo, atraco o hurto

Los daños y las pérdidas que se produzcan como consecuencia de un robo, un atraco o un hurto serán indemnizados por la compañía, atendiendo al tipo de póliza que se haya contratado. Si bien, la aseguradora tiende a establecer una serie de límites a la hora de pagar la indemnización.

Daños estéticos

Siempre y cuando haya sido incluida esta cobertura en la póliza contratada, la aseguradora deberá indemnizar cuando los mismos se produzcan a su cliente, siempre atendiendo a un límite fijado previamente.

Responsabilidad civil

Cubrirá los daños producidos de forma involuntaria a un tercero tanto personales como materiales. La cobertura en este caso se extiende al asegurado y a su familia.

Servicio de asistencia en el hogar

La aseguradora correrá con el coste que suponga la contratación de una empresa cualificada para atender las necesidades del asegurado, siempre y cuando haya sido contratado y establecido en la póliza.

Deberá poner a disposición del cliente el servicio prestado por parte de técnicos profesionales en el plazo máximo de 24 horas. Se podría incluir dentro de esta cobertura la fontanería de emergencia, electricistas y cerrajería urgente; cristalería urgente y personal de seguridad.

Defensa jurídica

De forma habitual, se incluirán los gastos judiciales y aquellos gastos derivados de los mismos.

Cosas que cubre un seguro de hogar

Coberturas que ofrece el seguro del hogar y posiblemente no sabías

Es muy habitual que no se conozcan ciertas coberturas que se incluyen dentro del contrato del seguro del hogar como consecuencia de su peculiaridad y probablemente a cualquier persona a la hora de contratar su seguro le pueda interesar. Vamos a enumerarlas a continuación:

  • Habitualmente, los seguros del hogar incluyen en su póliza servicios de bricolaje tales como sustituir grifos, montar estanterías o servicios similares, que puede ser interesante si no eres especialmente diestro para estas cosas.
  • También cubre la protección a los menores ante la posible violencia digital, algo que en estos tiempos que corren puede ser especialmente llamativo.
  • También podría encargarse del borrado de la huella digital.
  • Otra cosa a tener muy en cuenta y que seguramente interese a más de un asegurado, es que corre con los gastos de aquellos alimentos que se hayan echado a perder como consecuencia de un fallo eléctrico o si la nevera se hubiera estropeado.
  • Si nos movemos de la vivienda, las pertenencias de cada asegurado estarán cubiertas con la póliza, aunque en caso de joyas o piedras preciosas no ocurriría lo mismo.
  • También incluye garantías específicas en caso de que tengamos mascotas en la vivienda.

Y, por último, aunque quizá pueda resultar más común, es la asistencia sanitaria, doméstica y docente, incluyendo en muchos seguros la atención médica telefónica.

Qué cubre un seguro de la casa

Como hemos podido ver a lo largo del post, son muchos los riesgos que se cubren con un seguro del hogar, muchos de ellos desconocidos para la mayoría de la gente como consecuencia de su peculiaridad. Si bien, es importante conocer las distintas coberturas que ofrece cada seguro antes de contratarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *