Las cerraduras electrónicas que recomiendan los cerrajeros

Si te gusta tener buenos acabados en tu hogar te recomiendo que te pases a las cerraduras electrónicas. Se trata de la evolución de la cerradura clásica, y traen unas cuantas funciones muy interesantes.

Para hacer el cambio de la cerradura correctamente deberías ponerte en manos de profesionales, como es el caso de mhcerrajeros.com. Así sabrás que tu puerta cuenta con las medidas de seguridad necesarias.

A lo largo del post vamos a ver los diferentes tipos de cerraduras electrónicas que existen actualmente en el mercado y cuáles son las más recomendables. Así sabrás cuál elegir para tu hogar.

Cerraduras electrónicas invisibles

En primer lugar tenemos las cerraduras electrónicas que quedan ocultas. Esto se consigue gracias al sistema de apertura, el cual no necesita un contacto directo con la llave.

La cerradura podrá quedar totalmente escondida en el interior de la puerta. La gran ventaja de esto es que no se podrá manipular, ya que es imposible acceder a ella sin estar dentro de la vivienda.

En este grupo encontramos dos tipos de cerraduras: las de mando a distancia y las que funcionan por bluetooth.

  • Cerradura con mando a distancia

En lugar de utilizar una llave se emplea un mando para accionar el cerrojo. Esto se consigue gracias a la frecuencia del mando, que actúa como un código único.

  • Cerradura con bluetooth

En lugar de usar la frecuencia del mando se utiliza la tecnología bluetooth. Para accionar la cerradura basta con utilizar el móvil y una app diseñada por el fabricante de la cerradura.

Cerraduras electrónicas sin llave

Hay otro grupo de cerraduras electrónicas: las que no necesitan llave. Esto es en realidad más común de lo que parece, ya que son varios los sistemas que se pueden emplear.

El punto positivo de no necesitar una llave es que podrás entrar y salir de la vivienda sin preocuparte por haberla cogido. Además, no correrás el riesgo de perder la llave y tener que llamar a un cerrajero para que te cambie la cerradura.

Las dos cerraduras más extendidas de este tipo son las que utilizan un código numérico y las que trabajan con datos biométricos.

  • Cerraduras con códigos numéricos

La cerradura incorpora un pequeño teclado en el que se tendrá que introducir la combinación. Se podrá utilizar tanto para la puerta principal como para la puerta del portal.

  • Cerradura con datos biométricos

Hay cerraduras modernas que utilizan la huella dactilar, el iris e incluso el reconocimiento facial para poder abrirse. Son las que mayor coste tienen, pero también las más seguras.

Cerradura sin llave

Cerraduras electrónicas con tarjetas

El último grupo de cerraduras son las que se abren mediante el uso de una tarjeta. El punto más cómodo es que podrás llevar la tarjeta como una más dentro de la cartera.

Se trata de una pieza de plástico pequeña y ligera que no te pesará en el bolsillo.

Podrán utilizarse un par de sistemas de apertura diferentes, y son una buena alternativa a las cerraduras clásicas.

  • Tarjeta magnética

En este caso la tarjeta dispone de una banda magnética que será leída por la cerradura. Se usaba frecuentemente en hoteles, aunque cada vez se utilizan más las tarjetas de proximidad.

  • Tarjetas de proximidad

Es la evolución de la tarjeta magnética. En esta versión mejorada se utiliza un sistema RFID que aporta un extra de seguridad a la cerradura. Solo será necesario acercar la tarjeta al lector.

Cerradura con tarjeta

Para saber cuál es la mejor cerradura para tu hogar deberías saber primero cuáles de los 3 grupos de cerraduras es el que más te interesa. Cualquiera de las opciones son buenas, pero tendrás que optar por la que más te guste.

Una vez lo decidas deberías optar por la opción más sofisticada. En este elemento de la casa no deberías recortar en gastos, ya que puede convertirse en el punto más vulnerable frente a los ladrones.

La mejor opción será combinar dos sistemas diferentes de cerradura. Si solo dispones de una puerta para acceder a tu vivienda combina una cerradura clásica con una electrónica, como puede ser la invisible.

Pero si tienes que abrir dos puertas para entrar en el hogar, lo más cómodo será tener una cerradura sin llave en la primera puerta y otra con llave en la puerta principal. Así no cargarás con numerosas llaves cada vez que salgas de casa.

Tipos de cerraduras electrónicas

Como has podido ver a lo largo del post no faltan opciones de cerradura. Gracias a los avances tecnológicos cada vez tenemos más opciones, y esto nos permite mejorar en seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *