Lana de roca o fibra de vidrio: ¿Cuál aísla mejor?

En el artículo de hoy vamos a hablar de dos de los materiales que más se tienen en cuenta a la hora de realizar un trabajo de aislamiento.

¿Lana de roca o fibra de vidrio? Esta pregunta es una de las que más se hacen los técnicos a la hora de hacer este tipo de trabajos, y aunque las dos tienen un comportamiento similar, en ciertas ocasiones sí que merece muy mucho la pena elegir una de las dos.

De forma general, ambos materiales presentan características similares y son una gran opción a la hora de conseguir un buen aislamiento y, por tanto, una buena eficiencia energética en una vivienda. Esto se traduce en importantes ahorros que amortizan la inversión inicial en un corto periodo de tiempo.

Pero a veces elegir uno u otro puede traer beneficios mayores. Vamos a analizar cuáles son sus diferencias esenciales por si alguna vez te ves en la situación de elegir entre uno de ellas.

Diferencias entre la lana de roca y la fibra de vidrio

Tanto la fibra de vidrio como la lana de roca se utilizan prácticamente de la misma forma en un aislamiento.

Ambas suelen formar parte de los insuflados de las cámaras de aire y, también, forman parte del relleno de soluciones como en el núcleo de los paneles sándwich o de diversos recubrimientos empleados en fachadas, suelos y paredes interiores.

Aunque sus características son muy similares, hay ciertos aspectos en los que colocar una u otra puede representar ciertas ventajas.

Si tenemos que hablar de la diferencia entre lana de roca y fibra de vidrio, citaremos las siguientes:

  • Su origen: la lana de roca proviene de rocas volcánicas, mientras que la lana de vidrio viene de los hilos del vidrio. Ambas son tratadas a altas temperaturas, por lo que su comportamiento ante el fuego es muy bueno.
  • Aislamiento térmico: ambos materiales tienen casi las mismas cualidades de aislamiento térmico, aunque debemos considerar que la lana de roca ayuda un poco mejor a contener el calor y evitar sus pérdidas.
  • Aislamiento acústico: el grosor de la lana de roca es superior al de la fibra de vidrio, por lo que su capacidad para aislar acústicamente será mejor.
  • Resistencia ante el agua: la lana de roca es muy resistente al agua, ya que no se humedece con facilidad y previene muy bien la aparición de bacterias y moho con el tiempo. En aquellos lugares muy húmedos, o en fachadas orientadas al norte, presenta mejor comportamiento que la fibra de vidrio.
  • Sostenibilidad: si lo que te preocupa es el cuidado del medioambiente, debes saber que la lana de roca se fabrica con un 70 % de materiales reciclados, mientras que la lana de vidrio se realiza con el 30 %.
  • Precio: en este aspecto, la fibra de vidrio suele ser más económica que la lana de roca.
Lana de rocaFibra de vidrio
Aislamiento térmicoMuy altoAlto
Aislamiento acústicoAltoAlto
Resistencia al aguaMuy buenaBuena
Sostenibilidad70 % de materiales reciclados30 % de materiales reciclados
Precio3,5 – 4,5 €/m22 – 3 €/m2
¿Es mejor la fibra de vidrio o la lana de roca?

¿Es mejor la lana de vidrio o la lana de roca?

Elegir entre lana de roca o fibra de vidrio es tener en cuenta las diferencias anteriormente descritas. El comportamiento de ambos materiales es muy similar, sin embargo, hay pequeños matices en los que puede convenir elegir uno u otro.

En el fondo, no se trata de cuál es mejor, sino cuál conviene más en función de las características intrínsecas de la obra donde vayan a ser instaladas.

Por ejemplo, si tenemos que elegir entre fibra de vidrio o lana de roca y necesitamos un buen aislamiento acústico, la lana de roca suele ser la más utilizada, sin embargo, también será más cara, por lo que la decisión debe basarse en ambos aspectos.

Lo normal es que sea un profesional con experiencia el que sopese los pros y los contras de cada uno de los materiales, y en función a la tipología constructiva realizar la mejor elección.

En líneas generales, en aquellas obras donde haya un presupuesto bastante ajustado, se suele optar por aislar con lana de vidrio. También si el volumen de obra es considerable, esta elección resulta mucho más económica.

Con respecto al insuflado, se suele elegir una u otra en función de lo dicho anteriormente, pero si va instalada en paneles, aquellos compuestos por fibras de vidrio son mucho más manejables y adaptables a cualquier superficie donde vayan a ser instalados.

Por contra, la lana de vidrio es más flácida que la de roca, por lo que en función de las zonas, pueda ser más complicada de instalar.

Son las características del edificio, el emplazamiento que tenga, las necesidades que se requieran y el presupuesto que se tenga, los cuatro factores que generalmente van a inclinar la balanza entre un material y otro.

Lana de rocaFibra de vidrio
✔ Mejor aislamiento térmico✔ Más económica
✔Mayor resistencia al agua✔ Más manejable
✔Opción más sostenible

Mi recomendación: si vives en un clima frío y te lo puedes permitir, opta por la lana de roca. En caso contrario utiliza la fibra de vidrio, que seguirá siendo una buena opción.

Diferencia entre lana de roca y fibra de vidrio

En resumen, ya has visto cuáles son sus pequeñas diferencias, por lo que debes considerarlas a la hora de realizar su elección.

Aunque nuestro consejo es que te asesores por un profesional, ya que él sabe entender esos pequeños matices por los que un material puede ser más apropiado que el otro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *