Cuál es la duración típica de una reforma integral

Cuándo nos decidimos a hacer una reforma integral de una vivienda pasamos mucho tiempo pensando en el tipo de reforma, los materiales a utilizar, la distribución… y acabamos olvidándonos del tiempo de ejecución.

Este dato es muy importante, ya que habrá que buscar alguna alternativa para vivir durante ese tiempo.

También puede suceder que nos queramos mudar a una vivienda en la que estamos haciendo la reforma, y si alarga demasiado se acabará solapando con el colegio de los niños.

Para gestionar de la mejor manera posible estas reformas integrales vamos a entrar en detalle en la duración y los plazos que suelen tener.

¿Cuánto dura una reforma integral?

La duración de una reforma dependerá de muchos factores. Esto es así. No hay un tiempo establecido que se aplica de forma universal. Cada reforma es un mundo y cada empresa la afronta de diferente manera.

No obstante, lo que sí te podemos facilitar es un margen de tiempo.

Cuando hablamos de reformas integrales lo normal es que nunca duren menos de 4 semanas y no se suelen extender más allá de los 4 meses.

Como puedes ver el abanico es muy amplio: entre 1 y 4 meses de duración.

Ahora bien, lo más común es encontrarse con unos plazos intermedios. Se podría decir que la media se sitúa entre las 6 y 10 semanas de duración.

Para poder ajustar tu previsión vamos a analizar estos plazos.

Tiempos por tipo de trabajo

No todos los tipos de trabajo duran lo mismo. Será diferente demoler una pared que pintar una estancia.

De forma muy genérica vamos a establecer los tiempos por cada tipo de trabajo:

  • Demolición: entre 1 y 2 semanas
  • Instalación de techos: 1 semana
  • Instalación de suelos: 1 semana
  • Instalación eléctrica: 2 semanas
  • Trabajos de fontanería: 2 semanas
  • Pintar la vivienda: 2 semanas

Como puedes ver cuánto más haya que reformar más se extenderá en el tiempo.

También hay que contar con la planificación. Es posible hacer la instalación del techo al mismo tiempo que se hacen los trabajos de fontanería, pero no se puede instalar el suelo y los techos al mismo tiempo.

Dependiendo de la buena planificación de la empresa de reformas se podrán solapar trabajos o no. De esto dependerá también la duración final.

Cuánto duran las reformas

Factores a tener en cuenta

Debes saber que siempre hay imprevistos. Algunos serán insignificantes pero otros podrán afectar al desarrollo de la reforma.

Vamos a ver algunos de los importantes.

  • Estado de la estructura del edificio

Es el imprevisto menos común, pero también el más importante. Si al realizar los trabajos de reforma se descubren problemas en la estructura del edificio habrá que paralizar la obra.

En este caso será necesario reparar esos problemas estructurales. Es una mediada de seguridad que se debe tomar muy en serio. Una vez se solucionen los problemas en la estructura se podrá seguir con la obra en la vivienda.

  • Suministro de los materiales

La empresa de reformas no tiene los materiales en su almacén, por lo que depende de otros proveedores para poder realizar la obra.

Si uno de estos proveedores falla o se retrasa en el suministro de los materiales afectará de forma directa al transcurso de la reforma.

  • Problemas con la comunidad

Si se cumple con la regulación vigente no debería haber ningún problema, pero no es raro encontrarse con disputas en las comunidades de vecinos.

Ya sea por problemas de ruido, de suciedad o de estética puede aparecer un vecino molesto que nos pida explicaciones.

Para evitar cualquier discusión lo mejor es tener todos los permisos en regla y cumplir con los horarios de trabajo. De esta manera, por muy molesto que se encuentre el vecino, no podrá paralizar la obra aunque se empeñe.

  • Cambios de planes

Este imprevisto parece inofensivo, pero es muy peligroso. Suele ocurrir que cuando imaginamos algo en nuestra cabeza se ve de forma diferentes a la que luego tiene en la realidad.

A medida que avance la reforma puede suceder que lo que veamos no es lo que nos imaginábamos, llegando el caso de querer cambiar algunos aspectos.

Hacer esto cambiará por completo el rumbo de la reforma, ya que cualquier cambio podrá afectar al resto de trabajos en la vivienda.

Duración de una reforma en un piso

¿Cómo agilizar una reforma integral?

Hay que comprender todo lo que implica una reforma integral para poder ir ganando tiempo.

La empresa que contrates necesitará realizar unos trabajos previos sin los cuales no podrá empezar a reformar la vivienda. Si los tienes en cuenta, podrás adaptar estos plazos a tu planificación.

  • Solicitar el suministro de materiales con antelación

Cuánto antes se sepan los materiales que van a hacer falta en la obra antes se podrán ir solicitando.

Comenta con la empresa de reformas tus ideas y cierra el contrato cuanto antes para que se puedan poner manos a la obra. Mientras llegan los materiales podrás seguir utilizando la vivienda.

  • Contar con la solicitud de licencias

Esto es similar al punto anterior, pero en lugar de tener que hablar con empresas distribuidoras de materiales será necesario realizar trámites con el ayuntamiento en cuestión.

No debería tener mayor complicación, pero pregunta primero a la empresa de reformas cuánto se suelen demorar estos trámites. Si los tienes en cuenta podrás establecer una planificación al detalle.

Recomendaciones

Ya hemos visto todos los tiempos de una reforma integral y los principales imprevistos que pueden aparecer. Además, te he dejado un par de consejos para agilizar el tiempo de reforma.

Ahora vamos a destacar 2 recomendaciones que considero importantes:

  • Establecer siempre una fecha límite por escrito

Esto es fundamental. Antes de decantarte por una empresa de reformas deberás preguntarles si ofrecen un contrato con una fecha límite establecida.

Este plazo máximo deberá aparecer reflejado en el contrato para asegurarnos que se vaya a cumplir. Si no exigimos este punto, correremos el riesgo de que la reforma se retrase sin que podamos hacer nada.

  • Planificar con suficiente antelación

No se trata de pensar qué se van a hacer durante esas 6 o 10 semanas que dura la obra. Lo que hay que hacer es coger un calendario y decidir cuándo deberían ser esas semanas de reforma.

Para ello necesitas planificar con mucha antelación. Piensa que primero tendrás que buscar a la empresa que haga la reforma integral, luego contarle lo que quieres, recibir el feedback por su parte, que se soliciten los materiales y permisos, firmar el contrato…

Son muchas cosas que provocarán que la fecha de inicio se alargue. Por eso necesitarás planificar con antelación, así sabrás en qué semanas se estará realizando la reforma para poder planear tu vida acorde a allo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *