Cómo saber si una ventana tiene rotura de puente térmico

La ventana es uno de los elementos claves cuando buscamos un buen aislamiento térmico de la vivienda. Tanto en el marco como en el cristal se producen pérdidas de calor, por lo que es importante saber elegir una buena ventana.

En concreto, hay que tener en cuenta la rotura de puente térmico. Es recomendable saber en qué consiste y la importancia que tiene para aislar a nuestra vivienda de las temperaturas exteriores.

Qué es la rotura de puente térmico

La rotura de puente térmico (RPT) es la separación que se coloca cuando un material es buen conductor de temperatura. En el caso de las ventanas la separación se realiza utilizando un material que sea mal conductor térmico.

Qué ventanas pueden tener RPT

Cuando comparamos ventanas nos vamos a encontrar ante 3 posibles materiales: aluminio, PVC y madera, pero son las ventanas con marco de aluminio la que deberán tener RPT.

Esto se debe a que tanto la madera como el PVC son malos conductores térmicos. En ambos casos no es necesaria hacer una rotura de puente térmico.

Por lo tanto, cuando compares ventanas de aluminio, tendrás que decantarte por las que tienen RPT frente a las que no lo tienen.

Cómo identificar si una ventana tiene RPT

En función de la ventana que quieras mirar te será más o menos fácil identificarlo.

Cuando la vas a comprar

En el momento de la compra es muy sencillo. Solo tendrás que fijarte en la descripción para saber si tiene rotura de punte térmico. Aquí un ejemplo del Leroy Merlin que sí la incorpora:

Ventana con RPT
Ejemplo de ventana con RPT

Aquí en cambio tenemos otro ejemplo de una ventana que no tiene RPT.

Ventana sin RPT
Ejemplo de ventana sin RPT

Como puedes ver debe incorporar las siglas «RPT». Puedes preguntar al encargado (sabrá decirte al momento cuáles de sus modelos tienen RPT) o fijarte directamente en la descripción. Al tratarse de una característica esencial deberá venir bien indicado.

Cuando ya está instalada

En el caso de que la ventana que quieras analizar ya esté instalada tendrás que fijarte un poco más. Para que lo veas claro, aquí tienes una imagen del perfil de un marco de aluminio con RPT.

Ventana de aluminio con RPT
Imagen: cortizo.com

Como puedes ver en el interior de la hoja y del marco hay una capa de un material diferente. Se trata de poliamida, un plástico que actúa de rotura térmica entre las dos partes metálicas.

Este material lo puedes detectar golpeando con alguna pieza metálica. Deberás notar como el sonido es ligeramente diferente, ya que su dureza es menor.

Otra característica de la poliamida es el color. Mientras que el aluminio es plateado, el color de este plástico es negro. No lo podrás ver a simple vista, ya que te encontrarás con una capa de pintura por toda la superficie, pero si lo rayas podrás ver el color del material.

Si es plateado se tratará de aluminio, pero si ves un material de color negro en la zona central sabrás que se trata de la poliamida. Y por lo tanto sabrás que tiene RPT.

Además de comprobar la RPT, también te recomiendo que mires la estanqueidad de tus ventanas. En los días de viento acerca la mano a los bordes de la ventana cerrada o acerca una vela encendida. Así podrás comprobar si entra algo de aire.

Si es el caso deberías poner unos burletes por todo el perfil. Permitir que pase el aire por los huecos de la ventana supondrá un aumento del consumo de calefacción, ya que se estará perdiendo calor constantemente por este punto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *