Cómo pintar los azulejos de tu baño en 5 pasos

Pintar los azulejos del baño es quizás la mejor manera de renovar el aspecto de un cuarto de baño con el mínimo esfuerzo.

Es sorprendente la mejora que se consigue aplicando una capa de pintura. En ocasiones nos encontramos con baños que tienen azulejos muy desfasados, pero no tomamos ninguna medida por no hacer un cambio de azulejos.

La buena noticia es que hay pintura especial para baños. Con un bote podremos modernizar el aspecto de las paredes sin necesidad de meternos en una reforma.

Vamos a repasar los pasos que deberás seguir para pintar correctamente los azulejos de tu cuarto de baño.

Paso 1: despeja todas las paredes

Lo primero que deberás hacer es retirar todos los muebles y elementos que cuelguen de las paredes.

El lavabo y el váter deberán permanecer en su sitio, pero tendrás que quitar el resto de elementos.

Quita los estantes que tengas, la barra de la cortina de ducha y el espejo. Deberás dejar las paredes totalmente descubiertas e intentar que no haya ningún objeto dentro del baño que te moleste al pintar.

despeja el baño para pintar

Paso 2: prepara la superficie

Lo siguiente será limpiar todas las paredes. Con el objetivo de que la pintura se adhiera correctamente al azulejo es esencial hacer una limpieza en profundidad. Ayúdate de un estropajo para poder frotar con fuerza en toda la superficie.

Puede suceder que durante el proceso de limpieza salte algún trozo de las juntas de los azulejos. Para evitar que queden desperfectos lo mejor será rellenar la grieta con masilla.

Una vez hayas llenado el hueco tendrás que esperar a que se seque la masilla.

limpiar las paredes del baño

Paso 3: protege los elementos del baño

Para pintar con mayor comodidad lo mejor es utilizar cinta de carrocero para así proteger los diferentes elementos del cuarto de baño. Coloca esta cinta en los enchufes y en la unión del techo con la pared.

También es aconsejable proteger el lavabo y el váter o cualquier otro elemento que no hayas podido sacar. En este caso será suficiente con plásticos.

Por último deberás cubrir el suelo. Bastará con que coloques algunos periódicos viejos. Es inevitable que caigan gotas de pintura, por lo que cuanto más protejas el resto de elementos menos tendrás que limpiar después.

proteger los elementos del baño

Paso 4: aplica la pintura

Ahora llega el momento de aplicar la pintura, pero deberás hacerlo en dos fases.

Primero pinta las esquinas y los recovecos con una brocha pequeña. Será un trabajo más lento pero es importante pintar primero estas zonas de difícil acceso. Si los azulejos sobresalen mucho también deberás pintar con la brocha todas las uniones.

Cuando ya hayas pintado las esquinas llega el momento de utilizar el rodillo. Aplica la pintura a toda la superficie y da una segunda capa si fuese necesario. Deberás aplicar el rodillo siempre en la misma dirección.

Paso 5: deja secar la pintura

Una vez hayas terminado de pintar deja secar la pintura. Para acelerar el proceso es recomendable dejar la puerta abierta, así podrá salir toda la humedad.

Cuando ya hayas comprobado que la pintura está seca retira las protecciones y vuelve a colocar todos los muebles.

Es importante que después cuando vayas a limpiar las paredes del baño no lo hagas con un cepillo o estropajo. De hacerlo levantarás la pintura y dejarás a la vista el azulejo antiguo.

Lo mejor es utilizar un producto que no sea abrasivo y aplicarlo con un paño. Así mantendrás el aspecto original de la pintura.

Como has visto con estos 5 sencillos pasos puedes renovar por completo el aspecto de tu baño sin necesidad de colocar nuevos azulejos.

Esta solución es muy interesante para gastar menos dinero, o cuando entras de alquiler en una vivienda. Al estar más limitado lo mejor es utilizar pintura.

Intenta elegir un color claro para ayudar a que el baño tenga más luz. A parte de eso, experimento y elige la tonalidad que más te guste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *