Cómo adaptar una vivienda a personas con movilidad reducida

Existen diferentes trucos y sistemas a través de los cuales se puede conseguir mejorar la calidad de vida de las personas con movilidad reducida.

Vamos a analizar cuáles son los más indicados para su instalación en una vivienda, logrando de esta forma conseguir que la persona se pueda mover con mayor libertad y por supuesto también con la máxima seguridad posible.

Elevadores, ascensores domésticos y salvaescaleras

En primer lugar es muy importante mejorar la movilidad dentro del hogar, y para ello existen diferentes recursos como son los salvaescaleras, elevadores y ascensores domésticos.

Por una parte tenemos los ascensores domésticos, los cuales son un ascensor como cualquier otro, que permite que la persona entre en su interior y acceda a cualquiera de las plantas del inmueble con gran comodidad y seguridad.

Los elevadores se presentan con diferentes diseños, pero en definitiva su cometido es el de salvar diferencias de nivel de una forma cómoda y segura y en sentido vertical, además de que la mayoría de modelos también van a permitir montar la silla de ruedas.

Finalmente están los salvaescaleras, un sistema que permite subir las escaleras de forma muy cómoda, con la particularidad de que no hay que realizar modificaciones en la escalera, sino que tan sólo se instala la silla o plataforma con una guía a través de la cual se moverá el dispositivo.

Los salvaescaleras de silla permiten subir a la persona de una planta a otra sentada, mientras que los salvaescaleras de plataforma, ayudan a que esta persona también pueda llevar consigo su silla de ruedas.

Esto es especialmente útil para zonas donde no se pueden instalar rampas, ya sea porque no hay anchura suficiente o porque la diferencia de nivel implicaría una inclinación excesiva.

Si crees que esta última es la mejor solución para tu vivienda aquí puedes ver los diferentes precios de salvaescaleras. Así podrás hacerte una idea del presupuesto que necesitas.

salvaescaleras

Estudia bien el ancho de las puertas

El ancho de las puertas también es otro aspecto a estudiar, y en este sentido, al menos deberán contar con 80 cm de luz, ya que esta es la medida estándar que se considera facilita el paso a personas en silla de ruedas.

También debes tener en cuenta el ancho del pasillo

En cuanto a los pasillos, el mínimo exigido de espacio libre deberá ser de 90 cm de ancho, pero sobre todo es importante comprobar que en las zonas de intersección con las puertas, la silla de ruedas se puede girar con libertad. Esto significa que se deberá poder trazar un círculo con un diámetro de un mínimo de 1,20 m.

Adapta la vivienda para las sillas de ruedas

Las esquinas, mejor si son redondeadas

Redondear las esquinas también facilita mucho el paso a personas con movilidad reducida, a la vez que evita desconchones e imperfecciones que se pueden producir por el roce frecuente de la silla con la esquina en zonas con menos espacio.

Instala rampas para mejorar la accesibilidad

La instalación de una rampa también es muy recomendable para salvar desniveles, pero hay que tener en cuenta que no va a servir cualquier rampa, es decir, la pendiente deberá ser moderada, permitiendo así que pueda ser utilizada con facilidad.

En cualquier caso, la pendiente siempre será inferior al 10%, pero es importante estudiar bien la normativa ya que atendiendo a la longitud de la rampa este porcentaje podrá variar.

De cualquier manera, una de las exigencias comunes para cualquier tipo de rampa es que la superficie sea antideslizante.

Rampa para sillas de ruedas

También es importante adaptar los interruptores y enchufes

Los interruptores y enchufes deberán estar al alcance de la mano, y sobre todo es muy importante que nos aseguremos de que no hay cables o elementos que puedan atravesar los espacios y, por tanto, dificultar el paso.

Opta por un mobiliario adaptado a sus necesidades

Es muy importante que el mobiliario esté adaptado a las necesidades de la persona con movilidad reducida.

El objetivo es garantizar su accesibilidad, a la vez que evitaremos que los muebles puedan reducir el espacio disponible para que la persona se pueda mover con libertad.

Por ejemplo, las estanterías deberán ser fijadas a la pared para evitar que, al apoyarse, se puedan volcar.

Además, si colocamos alfombras, deberán ser resistentes y de calidad, a la vez que se deberán mantener fijas para prevenir las molestas dobleces que impiden el paso normal o pueden suponer un riesgo de accidente.

Adaptar mobiliario

El baño, una de las estancias más importantes

El baño es uno de los lugares de la casa que más se deben estudiar para garantizar la seguridad y libertad de movimientos para la persona afectada con movilidad reducida.

Se recomienda que las puertas abran hacia fuera por si tuviesen que ser desmontadas por alguna urgencia, de la misma manera que no se recomienda la utilización de pestillos.

En la zona del váter se deberán instalar unas barras asideras que permitan a la persona poder pasar de la silla al sanitario.

También hay lavabos especiales que han sido diseñados para poder acercarnos a ellos con facilidad, además de que se recomienda la instalación de platos de ducha a nivel de suelo, siendo especialmente importante si se ducha con la silla de ruedas.

No olvides la adaptación de la cocina para movilidad reducida

Para que pueda utilizar la cocina, también será necesario realizar una buena adaptación, de manera que todos los elementos sean fácilmente accesibles desde la silla de ruedas.

Las vitrocerámicas ayudan a prevenir las quemaduras, mientras que también se recomienda incorporar mesas con ruedas ya que así la persona podrá tener libertad a la hora de trasladar cualquier cosa de un punto a otro.

Cocina adaptada a una silla de ruedas

La domótica ofrece soluciones interesantes para personas con movilidad reducida

Gracias a la domótica, en la actualidad tenemos la posibilidad de encontrar multitud de soluciones que van desde gestionar la iluminación mediante voz hasta incluso utilizar servicios de emergencia desde cualquier rincón de la casa, también mediante voz.

Las persianas y toldos inteligentes son una buena forma de gestionar la iluminación y temperatura interior, y en general hay muchas alternativas que pueden ser de gran utilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *